2 Después ordenó: «Nadie, excepto los levitas, podrá llevar el arca de Dios. El Señor
los ha elegido a ellos para que carguen el arca del Señor
y para que le sirvan para siempre».