22 «No toquen a mi pueblo elegido
ni hagan daño a mis profetas».