28 Oh naciones del mundo, reconozcan al Señor
;
reconozcan que el Señor
es fuerte y glorioso.