29 ¡Denle al Señor
la gloria que merece!
Lleven ofrendas y entren en su presencia.
Adoren al Señor
en todo su santo esplendor;