1 Promesa del Señor
a David
Una vez instalado en su palacio, David mandó llamar al profeta Natán.
—Mira —le dijo David—, yo vivo en un hermoso palacio de cedro,
¡mientras que el arca del pacto del Señor
está allá afuera debajo de una carpa!