25 Pues David dijo: «El Señor
, Dios de Israel, nos ha dado paz, y él vivirá siempre en Jerusalén.