2 David se puso de pie y dijo: «¡Hermanos míos y pueblo mío! Era mi deseo construir un templo donde el arca del pacto del Señor
, el estrado de los pies de Dios, pudiera descansar para siempre. Hice los preparativos necesarios para construirlo,