15 Entonces le dijo al hombre de Dios:
—Acompáñame a mi casa y come algo.