35 y el agua corría alrededor del altar, tanto que hasta colmó la zanja.