36 Entonces el profeta le dijo: «Como no obedeciste la voz del Señor
, un león te matará apenas te separes de mí». Cuando el hombre se fue, sucedió que un león lo atacó y lo mató.