34 Y los reyes de todas las naciones enviaban a sus embajadores a escuchar la sabiduría de Salomón.