10 Ana, con una profunda angustia, lloraba amargamente mientras oraba al S