6 De manera que Penina se mofaba y se reía de Ana porque el Señor
no le había permitido tener hijos.