12 Así que dije: “¡Los filisteos están listos para marchar contra nosotros en Gilgal, y yo ni siquiera he pedido ayuda al Señor
!”. De manera que me vi obligado a ofrecer yo mismo la ofrenda quemada antes de que tú llegaras.