23 Así que en ese día el Señor
salvó a Israel, y la recia batalla se extendió aún más allá de Bet-avén.