2 A partir de ese día Saúl mantuvo a David con él y no lo dejaba volver a su casa.