32 David le respondió a Abigail:
—¡Alabado sea el Señor
, Dios de Israel, quien hoy te ha enviado a mi encuentro!