23 Pero David dijo:
—¡No, mis hermanos! No sean egoístas con lo que el Señor
nos dio. Él nos protegió y nos ayudó a derrotar a la banda de saqueadores que nos atacó.