14 ¡Pero no me sorprende para nada! Aun Satanás se disfraza de ángel de luz.