11 para que Satanás no se aproveche de nosotros. Pues ya conocemos sus maquinaciones malignas.