5 Alegría de Pablo por el arrepentimiento de la iglesia
Cuando llegamos a Macedonia, no hubo descanso para nosotros. Enfrentamos conflictos de todos lados, con batallas por fuera y temores por dentro;