10 »Pero en cuanto a nosotros, el Señor
es nuestro Dios, y no lo hemos abandonado. Solo los descendientes de Aarón sirven al Señor
como sacerdotes, y solo los levitas pueden ayudarlos en su trabajo.