21 Después de consultar con el pueblo, el rey nombró cantores que caminaran delante del ejército cantando al Señor
y alabándolo por su santo esplendor. Esto es lo que cantaban:
«¡Den gracias al Señor
;
su fiel amor perdura para siempre!».