37 Luego Eliezer, hijo de Dodava, de Maresa, profetizó contra Josafat y le dijo: «Por haberte aliado con el rey Ocozías, el Señor
destruirá tu labor». Así que los barcos naufragaron y nunca se hicieron a la mar.