20 Después los comandantes, los nobles, los gobernantes y toda la gente del reino escoltaron al rey desde el templo del Señor
; pasaron por la puerta superior, entraron al palacio y sentaron al rey en el trono real.