24 El rey tomó varios objetos del templo de Dios y los hizo pedazos. Cerró las puertas del templo del Señor
para que allí nadie pudiera adorar y levantó altares a dioses paganos en cada esquina de Jerusalén.