15 El día catorce del segundo mes, un mes más tarde de lo habitual,
el pueblo sacrificó el cordero de la Pascua. Eso avergonzó a los sacerdotes y a los levitas, de modo que se purificaron y llevaron ofrendas quemadas al templo del Señor
.