16 También hizo trescientos escudos más pequeños de oro labrado a martillo; cada uno pesaba tres kilos y medio.
El rey colocó los escudos en el Palacio del Bosque del Líbano.