2 porque la verdad vive en nosotros y estará con nosotros para siempre.