4 Cierto día, el rey Joás dijo a los sacerdotes: «Recojan todo el dinero que se traiga como ofrenda sagrada al templo del Señor
, ya sea el pago de una cuota, el de los votos o una ofrenda voluntaria.