20 Para conseguir el dinero, Manahem extorsionó a los ricos de Israel obligando a que cada uno le pagara cincuenta piezas
de plata al rey de Asiria. Por eso el rey de Asiria dejó de invadir Israel y se retiró del país.