1 Enfermedad y recuperación de Ezequías
Por ese tiempo, Ezequías se enfermó gravemente, y el profeta Isaías, hijo de Amoz, fue a visitarlo. Le dio al rey el siguiente mensaje: «Esto dice el Señor
: “Pon tus asuntos en orden porque vas a morir. No te recuperarás de esta enfermedad”».