21 Cuando el rey de Israel los vio, gritó a Eliseo:
—¿Los mato, padre mío, los mato?