16 Cuando llegó Husai el arquita, el amigo de David, enseguida fue a ver a Absalón.
—¡Viva el rey! —exclamó—. ¡Viva el rey!