25 —¿Por qué no viniste conmigo, Mefiboset? —le preguntó el rey.