48 Él es el Dios que da su merecido a los que me dañan;
él derriba a las naciones y las pone bajo mi control,