19 Sin embargo, la verdad de Dios se mantiene firme como una piedra de cimiento con la siguiente inscripción: «El Señor
conoce a los que son suyos»
, y «Todos los que pertenecen al Señor
deben apartarse de la maldad»
.