15 Los pies eran como bronce pulido refinado en un horno, y su voz tronaba como potentes olas del mar.