8 «Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin
—dice el Señor Dios—. Yo soy el que es, que siempre era y que aún está por venir, el Todopoderoso».