21 Hubo una gran tormenta de granizo, y piedras de granizo, como de treinta y cuatro kilos
cada una, cayeron del cielo sobre las personas. Maldijeron a Dios debido a la terrible plaga de granizo.