25 Las puertas nunca se cerrarán al terminar el día porque allí no existe la noche.