27 Pues él quería que su pueblo supiera que las riquezas y la gloria de Cristo también son para ustedes, los gentiles.
Y el secreto es: Cristo vive en ustedes. Eso les da la seguridad de que participarán de su gloria.