4 Entonces los astrólogos respondieron al rey en arameo:
—¡Que viva el rey! Cuéntenos el sueño y nosotros le diremos lo que significa.