8 No les hagas caso ni los escuches. No les tengas compasión ni les perdones la vida ni trates de protegerlos.