13 »Cuando liberes a un siervo varón, no lo despidas con las manos vacías.