7 Asa el cordero y cómelo en el lugar que el Señor
tu Dios elija. Luego puedes volver a tu carpa a la mañana siguiente.