1 La Pascua y el Festival de los Panes sin Levadura
»Celebra la Pascua en honor al Señor
tu Dios cada año, a comienzos de la primavera, en el mes de
porque ese fue el mes en que el Señor
tu Dios te sacó de la tierra de Egipto durante la noche.
2 Tu sacrificio de la Pascua puede ser tanto de tu rebaño como de tu manada, y deberás sacrificarlo al Señor
tu Dios en el lugar de adoración designado, el lugar que él elija para que su nombre sea honrado.
3 Cómelo junto con pan preparado sin levadura. Durante siete días prepararás sin levadura el pan que comas, tal como cuando saliste de Egipto con tanto apuro. Come ese pan —el pan del sufrimiento— para que recuerdes toda tu vida el día que saliste de Egipto.
4 Durante esos siete días, que no se encuentre ni un poco de levadura en las casas de tu tierra. También, cuando sacrifiques el cordero de la Pascua al atardecer del primer día, no dejes que sobre nada para el día siguiente.
5 »No sacrificarás el animal para la Pascua en cualquier ciudad que el Señor
tu Dios te da.
6 Tendrás que ofrecerlo sólo en el lugar de adoración designado, el lugar que el Señor
tu Dios elija para que su nombre sea honrado. Sacrifícalo al atardecer, cuando cae el sol, el día del aniversario de tu éxodo de Egipto.
7 Asa el cordero y cómelo en el lugar que el Señor
tu Dios elija. Luego puedes volver a tu carpa a la mañana siguiente.
8 Durante los seis días siguientes, no comerás pan preparado con levadura. El séptimo día también proclámalo santo en honor al Señor
tu Dios, y ese día nadie hará ninguna clase de trabajo.
9 El Festival de la Cosecha
»Cuenta siete semanas a partir del momento en que comiences a cortar el grano al inicio de la cosecha.
10 Luego celebra el Festival de la Cosecha
en honor al Señor
tu Dios. Llévale una ofrenda voluntaria en proporción a las bendiciones que hayas recibido de él.
11 Será un tiempo de celebración delante del Señor
tu Dios en el lugar de adoración que él designe para que su nombre sea honrado. Celebra con tus hijos e hijas, con tus siervos y siervas, con los levitas que vivan en tus ciudades, con los extranjeros, y con los huérfanos y las viudas que vivan en medio de ti.
12 Recuerda que tú también una vez fuiste esclavo en Egipto, así que asegúrate de obedecer todos estos decretos.
13 El Festival de las Enramadas
»Celebra el Festival de las Enramadas
durante siete días, al finalizar la temporada de la cosecha, después de trillar el grano y prensar las uvas.
14 Este festival será un tiempo de alegría y celebración con tus hijos e hijas, con tus siervos y siervas, con los levitas, con los extranjeros, y con los huérfanos y las viudas que vivan en tus ciudades.
15 Durante siete días, celebrarás este festival para honrar al Señor
tu Dios en el lugar que él elija, porque él es quien te bendice con cosechas abundantes y prospera todo tu trabajo. Este festival será un tiempo de mucha alegría para todos.
16 »Cada año, todo hombre de Israel deberá celebrar estos tres festivales: el Festival de los Panes sin Levadura, el Festival de la Cosecha y el Festival de las Enramadas. En cada una de esas ocasiones, todos los varones tendrán que presentarse ante el Señor
tu Dios en el lugar que él elija, pero no se presentarán ante el Señor
sin una ofrenda.
17 Todos darán según sus posibilidades, de acuerdo con las bendiciones que hayan recibido del Señor
tu Dios.
18 Justicia para el pueblo
»Nombra jueces y funcionarios de cada una de las tribus en todas las ciudades que el Señor
te da. Ellos tendrán que juzgar al pueblo con justicia.
19 Por ninguna razón tuerzas la justicia ni muestres parcialidad. Jamás aceptes un soborno, porque el soborno nubla los ojos del sabio y corrompe las decisiones de los íntegros.
20 Que siempre triunfe la justicia verdadera, para que puedas vivir y poseer la tierra que el Señor
tu Dios te da.
21 »Jamás pondrás un poste de madera dedicado a la diosa Asera al lado del altar que edifiques para el Señor
tu Dios.
22 Y nunca edifiques columnas sagradas para rendir culto, porque el Señor
tu Dios las odia.