16 pues eso fue lo que ustedes le pidieron al Señor
su Dios cuando estaban reunidos al pie del monte Sinaí.
Dijeron: “No queremos oír nunca más la voz del Señor
nuestro Dios ni ver este fuego ardiente, porque moriremos”.