10 Entonces todas las naciones del mundo verán que eres el pueblo elegido por el Señor
y quedarán asombradas ante ti.