25 Pues cuando obedezcamos todos los mandatos que el Señor
nuestro Dios nos ha dado, entonces se nos considerará justos”.